En una Sentencia de 15 de enero de 2009, el Tribunal Supremo aclara cuál es la antigüedad de los trabajadores que, antes de ser contratados directamente por una empresa, han prestado servicios en la misma a través de una ETT.

En concreto, el caso planteado se refiere a si la indemnización por año de servicio en el supuesto de despido improcedente, comprende exclusivamente el tiempo de los servicios prestados en la empresa en virtud de la contratación directa con ella, o debe de computarse también el de la anterior prestación de servicios a la misma empresa como consecuencia de contratos de puesta a disposición.

La duda surge porque, en sentido estricto, el trabajador cedido por una ETT es empleado de ésta y no de la empresa usuaria. Sin embargo, el Tribunal indica -bien que con argumentos poco claros- que la antigüedad de la relación laboral se remonta a la fecha del primer contrato, atendiendo a la unidad esencial del vínculo. Es decir, comienza a computarse desde la fecha de contratación por la ETT.

Be Sociable, Share!