(EFE).- El Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha condenado al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a pagar la prestación por paternidad a un profesor que, por padecer una enfermedad contagiosa que le impidió ver a su hija hasta 10 días después de nacer, no pudo disfrutar de ese permiso desde el momento del alumbramiento como prevé la ley.
El padre permaneció en situación de incapacidad temporal desde el 9 de febrero de 2008 hasta el 23 de abril del mismo año, en que recibió el alta tras sufrir una neumonía neumocócica grave con shock séptico.
Por esta enfermedad tuvo que permanecer ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de un Hospital de Murcia durante 10 días, produciéndose el nacimiento de su hija cuando permanecía internado en dicha dependencia.
En mayo de 2008, solicitó la prestación de paternidad, que fue denegada por la Seguridad Social por considerar que el período para el que se pedía estaba fuera del previsto en la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.
El Tribunal señala que “el hecho de pedir la prestación por paternidad 27 días después del alta médica no excluye su derecho a la misma”, atendiendo al beneficio del progenitor y de la menor.

Be Sociable, Share!