(Europa Press).- El Grupo Socialista ofreció hoy al resto de grupos de la oposición pactar una serie de enmiendas al proyecto de ley derivado del decreto de medidas urgentes para el fomento del empleo, aprobado el pasado mes de marzo, en las que plantea, entre otras medidas, modificar la actual legislación sobre Empresas de Trabajo Temporal (ETTs) y abordar una “reflexión” para reformar “en profundidad” la contratación de los jóvenes y la formación profesional.

En lo referido a la intermediación y a las ETTs, la oferta del PSOE propone que en un plazo de seis meses el Gobierno negocie con los agentes sociales acerca de la transposición de la Directiva Europea 2008/104 relativa a estas empresas, que podrán así ver ampliada su acción a ámbitos y sectores, como el de la construcción o la Administración, en los que todavía no ejercen.

“Confiamos en que sea entendido por las organizaciones sindicales y en el ámbito social”, indicó Membrado, quien insistió en desvincular esta propuesta de las enmiendas presentadas por PP y CiU en la dirección de mejorar la intermediación.

Tras la reunión de la Ponencia para informar del proyecto de ley, celebrada hoy en el Congreso de los Diputados, el diputado del PSOE Jesús Membrado mostró su confianza en contar con el respaldo del resto de grupos para sacar adelante la norma con el máximo consenso, durante el Debate en Comisión que tendrá lugar previsiblemente la próxima semana.

CONTRATOS PARA JÓVENES.

Asimismo, destacó, como una de las principales novedades de la nueva ley, la cuestión de la revisión de las actuales fórmulas destinadas al empleo juvenil, ya que los contratos de formación y de practicas “no funcionan” y hay una “distorsión” en lo relativo a la  formación profesional y las prácticas de empleo.

“Hay que resolverlo”, incidió Membrado, quien puntualizó que esta cuestión también se remitirá al ámbito del diálogo social, o al menos de las Mesas que siguen activas.

Además, proponen establecer bonificaciones a los contratos de los centros especiales de empleo, desde el 50% al 75%, ante la situación de crisis. Además, se permitirá a los autónomos contratar a sus hijos discapacitados mayores de 30 años.

AMPLIAR LAS BONIFICACIONES.

Los socialistas proponen ampliar hasta el 31 de diciembre de 2010 la vigencia de las medidas contenidas en la norma original, incluyendo las polémicas bonificaciones a la contratación de parados a cuenta de las prestaciones que perciben, así como los incentivos a los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) temporales que, según Membrado, han dado un buen resultado.

No se ha discutido específicamente la cuestión relativa a las dotaciones al Fondo de Reserva de la Seguridad Social que, en virtud a lo estipulado por el decreto ley de marzo, se han visto postergadas en 2009 para sufragar las bonificaciones a la contratación, ni si la ‘hucha de las pensiones’ se verá afectada por la extensión de éstas al próximo año.

Hasta ahora, el principal punto de acuerdo entre los distintos grupos es que la eliminación del periodo de espera para ser beneficiario del subsidio de paro se amplíe al menos un año. Además, se ha acordado que la reposición de las prestaciones consumidas durante varios expedientes de regulación de empleo (ERE) discontinuos sea acumulable, siempre que dichas suspensiones hayan tenido lugar entre el 1 de octubre de 2008 y el 31 de diciembre de 2009, y el despido definitivo entre el 8 de marzo de 2009 y el 31 de diciembre de 2011.

Be Sociable, Share!