EFE.- El Gobierno, la patronal y los sindicatos retoman el proceso de diálogo social, después de su ruptura en julio de 2009, con el objetivo de iniciar las negociaciones para acometer una reforma laboral que ayude a la reactivación económica y a combatir el paro.
Esta reunión de seguimiento del diálogo social estará presidirá por el ministro de trabajo y también acudirá el director del Gabinete para el diálogo social, nombrado en diciembre para el impulso y la coordinación del proceso. Fuentes empresariales dijeron que también está previsto que acudan por parte de la patronal el secretario general de la CEOE y por parte de los sindicatos los secretarios de Acción Sindical de CCOO y de UGT.
El ministro de trabajo explicó la semana pasada que el Gobierno acude «sin prisa pero sin pausa» para llegar a acuerdos. «Debe haber una agenda abierta», aseveró Corbacho, quien no descartó que las partes puedan llegar a un consenso rápido sobre la implantación del denominado «contrato alemán» de reducción de jornadas por horas.
Asimismo, la propuesta del Ministerio de Trabajo e Inmigración elaborada sobre el mercado laboral contempla impulsar la contratación de los jóvenes, así como la participación de las empresas de trabajo temporal (ETT) en la colocación de trabajadores de forma indefinida. En la nueva etapa de diálogo social el Gobierno también prevé acabar con muchas de las bonificaciones que existen actualmente a los contratos indefinidos para concentrarlas en sectores que requieran ayuda especial. Gobierno y sindicatos analizarán las medidas para fomentar el autoempleo entre jóvenes menores de 30 años y las ayudas especiales para los mayores de 45 años, las víctimas de la violencia de género y los discapacitados.
En sentido contrario, el Gobierno descarta debatir sobre las cotizaciones sociales que pagan los empresarios a la Seguridad Social y que llevaron al fracaso de esta negociación tripartita. Según el ministro de Trabajo, este debate y todo lo relacionado con las pensiones debe hacerse en el ámbito del Pacto de Toledo. El próximo viernes está previsto que el Consejo de Ministros analice las líneas generales prioritarias del diálogo social.
Justamente Octavio Granado, secretario de Estado de Seguridad Social, ha manifestado en un país que tiene la segunda mayor esperanza de vida del mundo y la segunda menor tasa de natalidad de Europa «es muy difícil justificar» que haya una reducción permanente de cuotas de las empresas a la Seguridad Social.

Be Sociable, Share!