EFE. Así consta en el informe elaborado por el departamento de movilidad internacional del Grupo Adecco que añade que un 50% de los trabajadores encuestados dejaría España por un sueldo igual o, incluso menor, que el que recibe.
La situación del mercado laboral y el incremento del paro son los motivos de esta “fuga de trabajadores” -señala el estudio- que asegura que es el colectivo de hombres de entre 25 y 35 años, altamente cualificados y provenientes de las ramas de ingeniería, arquitectura o informática, el más dispuesto a la movilidad.
Y es que los sectores más demandados para trabajar en el extranjero también han cambiado como consecuencia de la crisis, y si antes estaban relacionados con la investigación, la medicina o la biología, actualmente la lista se ha ampliado a las ramas de ingeniería o informática.

Europa y EE UU, los destinos más solicitados
El continente europeo y EE UU siguen siendo los destinos más solicitados por los trabajadores que buscan empleo en el extranjero, sobre todo Portugal, que alberga a un importante colectivo de médicos y enfermeros españoles.
Sin embargo, los países escandinavos, Noruega y Suecia a la cabeza, comienzan a ser muy demandados en la búsqueda de una nueva alternativa profesional, ya las peticiones de empleo hacia estos mercados se han triplicado en los últimos dos años.
“Los trabajadores huyen de las situaciones inestables para asentarse en economías más tradicionales y sólidas”, asevera el estudio que puntualiza que también América Latina y los países en vías de desarrollo son destinos preferentes para licenciados de ciencias sociales.
Por comunidades autónomas, Canarias, Baleares y La Rioja son las regiones que han experimentado un mayor incremento de expatriados a otros países, con aumentos del 18,8%, del 16,4% y del 14,6%, respectivamente.
Castilla-La Mancha, Ceuta y Extremadura figuran como las comunidades donde hay menos trabajadores que se han ido al extranjero, con incrementos del 3,2%, 3,6% y 3,8%, respectivamente.
El informe de Adecco asegura que las cifras demográficas oficiales corroboran esta tendencia hacia la movilidad ya que desde abril de 2008, al inicio de la crisis, hasta el mismo mes de este año, el número de españoles residentes en el extranjero se ha incrementado en 118.145 personas, según datos del Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero.
Asimismo, el estudio concluye que la “fuga de talentos” también ha venido propiciada porque las empresas españolas se dirigen cada vez más a mercados con mayor potencial de crecimiento, y recuerda que la actividad de las empresas del Ibex 35 genera más del 50% de su negocio fuera de España.

Be Sociable, Share!