La reforma laboral elimina las restricciones clásicas de las ETT para operar en sectores como la construcción, la sanidad y la Administración Pública, pero limita su actividad a la cesión eventual de trabajadores. La situación impide que se conviertan en agencias globales, entidades que, además de contrataciones temporales, ya gestionan la selección, formación y colocación […]