El acta ha sido suscrita por la Comisión Negociadora integrada por la patronal CNC y los sindicatos Fecoma-CCOO y MCA-UGT. Ambas partes tenían de plazo, desde la aprobación de la Reforma Laboral del 18 de septiembre de 2010 hasta el pasado 31 de marzo, para que, a través de la negociación colectiva, se pudiera definir en qué trabajos, empleos u ocupaciones de especial riesgo podrían o no intervenir las ETT.

En el acuerdo se distinguen dos tipos de limitaciones para cada una de las diferentes actividades especificadas en el Anexo I del Convenio Colectivo del Sector de la Construcción: absoluta y relativa.

Por ejemplo, en la actividad de “Construcción y obras públicas” la limitación es absoluta en los puestos de trabajo de encargado-capataz, cantero, marmolista y tejeros, entre otros; y relativa, en algunos, tales como gruista, albañil, encofrador y jefe de obra.

La limitación absoluta significa que los puestos de trabajo identificados en el acuerdo no podrán ser cubiertos mediante las ETT. En cuanto a la relativa, ésta implica que los puestos de trabajo detallados no podrán ser cubiertos a través de este tipo de empresas, cuando conlleven riesgos especiales para la seguridad y salud de los trabajadores.

El acuerdo también incluye una explicación de los motivos por los cuales se ha decidido que la limitación sea absoluta o relativa en cada puesto de trabajo, tomando como referencia los riesgos laborales que pueden conllevar el desarrollo de cada uno de ellos.

Be Sociable, Share!