Madrid, 8 sep (EFE).- La Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT) advierte de que el empleo no se recuperará hasta bien entrado 2012 y asegura que el número de ocupados caerá en noviembre hasta los 18,20 millones, el mínimo marcado a principios de este año.

El informe “Avance del Mercado Laboral” que elabora Afi-AGETT mensualmente difundido hoy alerta, además, de que los recortes del gasto público en las administraciones debilitarán aún más el empleo y la contratación, por lo que augura un futuro “más que complicado”.

Según este indicador, la ocupación caerá el 1,2 % en noviembre debido a que el turismo ya no podrá compensar el mayor deterioro del resto de sectores de actividad.

La patronal de las empresas de trabajo temporal asegura que “hay que salir del paro a toda costa”, y para ello aboga por un nuevo contrato para parados de entre 25 y 45 años, de jornada reducida, con un salario del 50 %, compatible con unas prestaciones por desempleo igualmente reducidas (a cambio de formación más intensa), y que no discrimine a nadie.

De esta forma lo propone el socio de Afi, José Antonio Herce, quien valora el nuevo contrato de formación para jóvenes de hasta 30 años aprobado por el Gobierno, y asegura que “tiene todo el sentido del mundo”.

Y es que el informe de AGETT subraya que los datos negativos del paro en agosto, que aumentó un 1,25 % respecto a julio, hasta los 4.130.927 millones de desempleados, avanzan que en los próximos meses las cifras de desempleo y de afiliación serán malas.

“La situación de debilitamiento de la coyuntura macroeconómica nacional e internacional se refleja con más nitidez en una recesión en el mercado de trabajo”, apunta el estudio.

En lo que va de año el paro ha aumentado en 161.266 personas, el 4,06 %, y según el estudio esta tasa “se resiste a descender” por debajo del 4 % desde diciembre de 2010.

Asimismo, puntualiza que con la elaboración de los presupuestos autonómicos y locales en términos de reducción de gasto, la situación del empleo puede ser “aún más complicada de lo esperado”, ya que incidirán directamente en el mercado de trabajo, tanto en el sector público como en el privado.

En este sentido, destaca que las regiones con mayores niveles de déficit público sufrirán un mayor deterioro de sus mercados laborales, y subraya a Castilla La Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana, porque además de tener déficit elevados registran tasas de paro superiores al 20 %.

También añade que los problemas para financiar la deuda pública hacen necesaria una reducción “tan intensa” de los gastos públicos que afectará negativamente sobre la actividad y la contratación.

El informe valora la reforma de la Constitución para limitar el déficit público porque “dará una mayor credibilidad al compromiso de consolidación fiscal” y generará confianza para obtener financiación en los mercados.

Be Sociable, Share!