Según informa EFE, un informe de Randstad mantiene que el absentismo laboral injustificado se redujo un 90% en 2009, debido al temor de los empleados a perder su puesto de trabajo. Este año las ausencias sólo han estado originadas por una incapacidad temporal del trabajador o un accidente laboral.